Consejos para reformas integrales

Recomendaciones a la hora de una reforma integral

Las prisas no son buenas en ningún ámbito de la vida, y cuando se trata de realizar una reforma integral de una vivienda tampoco. No pararse a pensar en cada uno de los puntos que puede necesitar la casa, quizás no ahora mismo pero si en un futuro muy cercano podría darle en poco tiempo grandes dolores de cabeza y desembolsos que de haber sido un poco más previsor, se podría haber ahorrado.

Por ello, es muy importante que se siente y piense con calma en todas las instalaciones y necesidades relacionadas con las obras que ha decidido acometer con la finalidad de, si fuera necesario, aprovechar partes de la obra para llevar a cabo renovaciones importantes.

consejos reformas integrales

Cambiar las instalaciones

Tenga presente, que en el momento de llevar a cabo una reforma, resulta muy importante no escatimar en las instalaciones, revisarlas y aquellas que tengan más de 20 años, si producen fugas de agua, y se han realizado ya varias reparaciones en ellas, se recomienda aprovechar la obra que va a llevar a cabo para sustituir, por ejemplo las tuberías de agua. Sobre todo en el caso de que aún sean de hierro o plomo, ya que el material adecuado es el cobre para suministrar el agua fría y caliente, y de plásticos rígidos para los desagües. Es mucho mejor dedicar un tiempo a que los expertos realicen una correcta revisión, y ampliar un poco el presupuesto para esa mejora, que no tratar de evitarlo momentáneamente, y tener que levantar todo el suelo nuevo a la de poco tiempo,  porque la calefacción presenta graves fugas.

La calefacción

A la hora de sustituir su actual sistema y elegir entre una calefacción de gas o de electricidad siempre se debe tener presente que la instalación eléctrica resulta mucho más económica que otros sistemas, como pueden ser los radiadores de gas. Otra ventaja de la eléctrica es que no requiere la realización de una obra  para instalarla, y que se trata de un sistema sin riesgo de fugas que no requiere ningún mantenimiento. El punto a tener en cuenta es que la tarifa eléctrica es más cara que el gas.

Aproche el cambio para incluir en la instalación un termostato programado, y válvulas termostáticas en cada uno de los radiadores de los que disponga la casa. De este modo podrá predeterminar y programar a qué hora desea que se encienda y se apague la calefacción,  así como la diferente temperatura a la que desee que estén las diferentes habitaciones.

Si en su reforma va a tirar tabiques, añadir puntos de luz a los existentes y renovar electrodomésticos tenga en cuenta que puede también ser el momento de aprovechar esos trabajos para cambiar la instalación eléctrica si es antigua, y si sufre bastantes cortes de luz y/ o si los plomos de la casa saltan con frecuencia. Es muy importante que prevea la planificación de la iluminación antes de iniciar la reforma.

Como en muchos materiales, los revestimientos y pavimentos más caros, no siempre corresponden con los de mejor calidad, por lo que merece la pena dedicar el tiempo que resulte necesario a la búsqueda de buenos materiales que se encuentre en oferta y elegir los acabados en base más a sus gustos, que a modas pasajeras las cuales con el tiempo se suelen convertir en cansinas.

Más información

Puede que ésto te interese